Bienvenido a mi web

ב״ה

Israelí en el exilio, junto a los ríos de Babilonia.

En esta web encontrarás mis artículos desde que hice aliá (2011), además de trabajos, reportajes y entrevistas.

Mi trabajo pretende romper los esquemas de los antisionistas, la judeofobia moderna, y desenmascarar a estos generadores de odio gratuito cuya tarea es la de difamar a todo un país y a todo un pueblo. Detrás de esta ideología radical y destructiva están quienes – y en numerosas ocasiones con dinero público -, financian el odio y la intolerancia y quienes nos niegan tanto a israelíes como a palestinos a coexistir y vivir en paz.

Esta web está dedicada a luchar contra estos individuos y sus organizaciones, no con pancartas, activismo o eslóganes sino con argumentos.

Israel existe, es un país legal y reconocido por Naciones Unidas, formado por una mayoría judía (74,9 % en 2015), y cuya conexión con la Tierra de Israel se remonta según la propia arqueología a tiempos bíblicos. ¿Por qué razón debiéramos de irnos? ¡Si es nuestra tierra! ¿Por qué entonces nos acusan de ocupar nuestra tierra? ¡Si no hay ninguna ley internacional que así lo estipule! ¿Por qué organizaciones internacionales bajo una falsa solidaridad piden sin tapujos nuestra destrucción?

En esta web encontrarás éstas y muchas otras respuestas.

 

img_0501
Tito arrasó Jerusalén en el año 70 d.E.C. destruyendo y saqueando el II Templo obligando a gran parte de la población judía local a exiliarse. Este hecho histórico quedó reflejado no sólo por Flavio Josefo, además fue representado en el arco de Tito, en Roma. 1945 años después bajo el arco de Tito y portando un pasaporte israelí envío un claro mensaje a quienes cuestionan nuestro legítimo derecho a nuestra tierra: “hemos regresado”.

 

Ayuda a difundir este proyecto