ב»ה

En los territorios palestinos se conmemora hoy el Día de los Presos, una nueva festividad o pantomima cuyo fin es, como cualquier otra, fomentar e incitar el odio a Israel mediante la manipulación.

Y por manipulación me refiero a que, si hablamos de presos en general, la prensa hace hincapié en algo que a todos nos hablanda el corazón: Los niños.

Y de esta propaganda, esta utilización de los niños en el Conflicto de Oriente Medio, el mayor experto de todos era Yaser Arafat que se refería a aquellos niños palestinos que tiraban piedras, y cócteles molotov, contra civiles y soldados israelíes durante la I y II Intifada como «mis generales de las piedras«. Incontables fotografías y tendenciosos titulares daban carta blanca al terrorismo palestino para atentar de forma legítima, para beneplácito palestino, a civiles y militares israelíes. «Tanques contra piedras, putos judíos, les están bien empleado».

9 septiembre 2003, Ihad Shalom, 18 años, se inmoló en un autobús
dejando un saldo de 9 soldados muertos y 18 heridos.

Pero había otras fotografías que la prensa omitía, para no dejar en mala posición a «la causa» palestina.

Niños palestinos «jugando» con sus compañeros.

 
Como era de esperar en este día festivo para «la causa» que no es otra que «la lucha«, que se cobra vidas en ambos lados, se han editado artículos para aburrir. Hoy solo tuve tiempo para aburrirme con uno de ellos que podéis leer pinchando aquí.
Según el artículo, más de 4.800 hombres y mujeres palestinos están presos entre 27 prisiones por todo Israel. Entre ellos 235 menores de 18 años (31 menores tienen entre 12 y 15 años de edad).
Lo que la prensa no puntualiza es que todo preso palestino desayuna, come, merienda y cena. Y comida Halal. Todo preso palestino, que quiera, puede salir con título universitario puesto que la Universidad es gratuita (para ellos, por que la pagamos nosotros con los impuestos). Dispone de televisión, internet, visitas (salvo que sean casos muy específicos).

Lo que más me llama la atención son los términos repetitivos que se emplean en el artículo de «niño», «pequeño», puesto que no especifica la edad en concreto. Si con niño se refiere a alguien menor a 18 años, en mi opinión, un chaval de 17 años que porta un arma, un cóctel molotov o que tiene antecedentes deja automáticamente de ser un niño. Y menos si con 15 años ya porta un cinturón de explosivos.

Imagen: Reportaje en rtve

Hussan Abdú, 15 años, rodeado con un cinturón de explosivos.

Otro ejemplo que se me viene a la cabeza de «niño palestino» es el de Hakim Mazen Awad, de 17 años, y de Amjad Mahmad Awad, de 18, que perpetraron el atentado de Itamar (2011) en el cual asesinaron a cinco miembros de la familia Foguel, entre ellos a dos niños de 11 y 3 años y un bebé de 3 meses, degollados junto con sus padres de 36 y 35 años mientras dormían.

Hakim y Amjad

Podríamos extendernos, pero voy a dejaros un documental del canal Historia con el título «Fabricando Niños Bomba» así como unos links y varios vídeos más que no encontraréis en con facilidad en la prensa de vuestros países.

Documental «Fabricando niños bomba«.

Más casos conocidos sobre niños bomba:

Diputado de Hamas confesando la utilización de niños y mujeres como escudos humanos.
Nota: Israel salvó la vida de la hija de Fathi Hammad,  tras una chapuza médica del Hospital de Jordania que el Reino Jachemí construyó en Gaza.

Video donde se insta a niños a convertirse en terroristas.

Inculcando odio en los programas infantiles.

Yom Shení 9 de Iyar de 5773 
       Jueves, 18 de abril de 2013
דוד יאבו
David D. Yabo

DavidYabo

Israelí, divulgador de historia judía y arqueología bíblica. Formándome en El Seminario Rabínico Latinoamericano. La golá te mata o te hace más fuerte, así que voy para Rabino.

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *