ב״ה
El pasado jueves día 27 de noviembre Radio Televisión Española (RTVE), la televisión pública que pagan todos los españoles, volvía a hacer propaganda contra Israel utilizando al pueblo palestino. Su corresponsal en Oriente Medio, Yolanda Alvarez, cuya profesionalidad quedó entre dicho al ser trasladada de Gaza a Jerusalem en plena ofensiva militar debido a su sesgo informativo (y que más tarde regresó debido a presiones internas), protagonizó un reportaje titulado Atrapados en Gaza, en el que su antipatía hacia Israel delata un acercamiento ideológico, directa o indirectamente, al grupo terrorista Hamás.

Apenas dos minutos del comienzo del citado reportaje ya comienzan los sesgos de Alvarez. Según afirma en el documental la última guerra fue entre Israel y Gaza, nada más lejos de la realidad. Israel combatió contra Hamás, el grupo terrorista que gobierna la Franja de Gaza desde 2006 y que continúa lanzando misiles contra población civil israelí. Omitiendo a Hamás en esta declaración cabe suponer que prefiere no implicar directamente al grupo terrorista en la última ofensiva militar, o bien no querrá morder la mano que le da de comer. Después de todo, en ninguna teocracia existe la libertad de expresión.

Enrique Cymerman (Premio Godó de Periodismo 2009), conocido periodista en el mundo entero por su excelente trabajo en la información sobre el Conflicto de Oriente Medio (condecorado por el Rey Juan Carlos I de España con la Encomienda de la orden del Mérito Civil por su gran labor de información), ya expresó en una entrevista que «los periodistas no disponen de libertad en Gaza«.

El reportaje se centra sobre todo en las instalaciones de la UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos, que antes, durante y después del último conflicto son refugio de numerosos palestinos que no disponen de hogares.

Dramáticas declaraciones de niños palestinos -a los israelíes no les entrevistará porque sus reportajes solo se centran en los palestinos-, que explican cómo perdieron a sus padres, a sus familiares, en colegios de la UNRWA por ataques del ejército israelí, conmueven a cualquiera. Lágrimas de cocodrilo que sirven para ocultar la realidad.

El reportaje solo trasmite activismo, no aporta ningún dato. Solo activismo. En ningún momento del reportaje, de casi cuarenta minutos, menciona que escuelas de la UNRWA fueron utilizadas, en varias ocasiones, para ocultar misiles en el interior de sus instalaciones. A RTVE, o a Yolanda Alvarez, solo le interesa que el público conozca lo que una niña de 13 años, Rewaa, siente, piensa y padece. Ni a RTVE, tampoco a Alvarez, les importa que Hamás utilizase el colegio donde Rewaa y su familia se ocultaba para lanzar misiles contra familias israelíes, como por ejemplo la mía.

Niña palestina obviando las advertencias en árabe enviadas por el ejército israelí de evacuar la zona para un bombardeo.
Tampoco se menciona que desde los propios hospitales se lanzaban misiles contra Israel.

«La protección de los hospitales podrá cesar si se usan para cometer actos perjudiciales para el enemigo»
Convenio de Ginebra, artículo 19.

Video:Hamás utiliza el Hospital Waffa, en Shojaya, para fines terroristas. En el video se puede apreciar los disparos producidos desde el interior del edificio contra fuerzas de defensa israelíes. Tras la explosión, varias explosiones secundarias las cuales demuestran que en el interior de las instalaciones Hamás almacenaba armamento de guerra.


Otro dato con respecto a la «pobreza» que vive la población gazatí de la que habla el reportaje:

Según la lista Forbes, Hamás es el segundo grupo terrorista más rico del planeta, el cual ingresa 1.000.000.000 (mil millones) de dólares anuales, desde que tomaran por la fuerza el control de la franja en 2007. Parte de los ingresos de Hamás se basan en donaciones de países árabes así como impuestos extra que impone a su propia población, incluso de productos alimenticios enviados como Ayuda Humanitaria. El contrabando, y el dinero de la ayuda internacional también harían aumentar los bolsillos de los líderes de Hamás, como así los más de 600 millonarios que viven en Gaza.

Meshal, dirigente de Hamás exiliado en Qatar, se está convirtiendo en uno de los líderes islamistas más ricos del mundo vinculado a proyectos inmobiliarios y cuentas millonarias en bancos de varias naciones árabes, como cita el diario elmundo.es.

Las ayudas internacionales seguirán llegando, Hamás continuará robándolas, las poblaciones gazatí e israelí seguirán sufriendo los ataques del grupo terrorista y RTVE, de la mano de su corresponsal, seguirán cubriendo las espaldas de líderes terroristas, engañando con verdades a medias de la realidad de Oriente Medio.

Yom Rishon 10 de Kislev de 5775 
   Martes, 1 de diciembre de 2014
דוד יאבו
David D. Yabo

DavidYabo

Israelí, divulgador de historia judía y arqueología bíblica. Formándome en El Seminario Rabínico Latinoamericano. La golá te mata o te hace más fuerte, así que voy para Rabino.

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *